La Nutrición Celular es más importante de lo que crees.

¿Sientes que estas envejeciendo antes de tiempo, o que todo lo que haces para mantener tu figura no da resultados? Tal vez te preocupa que fácilmente te agotas, o eres proclive a enfermarte.

Puedes estar pensando en que no descansas lo suficiente. Si tienes la tendencia de preocuparte demasiado, quizá ya pensaste en que tienes una enfermedad grave.

No te angusties sin necesidad, muchas veces todo lo que comentamos, se debe a algo sencillo: una mala nutrición celular.

¿Qué es la nutrición celular?

Es el proceso mediante el cual las células se alimentan y se  nutren para cumplir con todas sus funciones: Regenerarse, aportar energía al cuerpo y dividirse, entre otras cosas.

Al no lograr su objetivo, envejeces prematuramente, te agotas fácilmente y no tienes buenas defensas. Por eso es tan importante conocer a detalle este tema, ya que es muy necesario para mantener en buen estado tu salud.

Por ser organismos heterótrofos, no creamos nuestra propia fuente de energía y alimentación, como lo hacen las plantas con la fotosíntesis. Por ello dependemos de lo que comemos y de que nuestras células puedan realizar bien su proceso de nutrición.

¿Cómo realizan las células su proceso de nutrición?

Tal como si se tratase del cuerpo humano, las células se nutren cumpliendo con cuatro fases bien puntuales, las cuales son la ingestión, digestión, metabolismo y deposición. El mismo proceso que realiza una persona, ahora en cada célula que lo conforma, un proceso muy interesante.

Ingestión

Es el proceso mediante el cual la célula adquiere los nutrientes, proteínas, líquidos y todo lo que necesita. Puede hacerlo de dos formas: Permeabilidad y Endocitosis.

Nutrición Celular

En  forma de Permeabilidad

 Aquí las moléculas penetran las membranas plasmáticas de la célula, ya que son una bicapa lípida semipermeable. Así permiten entrar a algunos nutrientes directo al citoplasma.

En forma de Endocitosis

Aquí  la membrana plasmática ahora, “ingiere” e introduce dentro de la célula partículas y sustancias nutritivas. Lo hace de este modo y no por permeabilidad porque, o bien son moléculas extracelulares, o bien se necesita moléculas en grandes cantidades para ser degradadas.

Digestión

Ahora las moléculas se degradan, rompen o se transforman en otras sustancias.  Se absorben hasta llegar al citoplasma de la célula.

Metabolismo

En este momento el citoplasma hace su trabajo y produce energía. Logrará así que la célula cumpla con todo su cometido. Si en el proceso no hubo buenos nutrientes, el citoplasma no producirá la energía necesaria y la célula no hará bien su trabajo.

Deposición

Por último después de todo el proceso anterior, se desecha lo que no sirvió. Tal como lo hace el cuerpo humano. Nuevamente le toca trabajar a la membrana celular, ahora saca los desechos de la célula mediante exocitosis.

¿Cómo puedo contribuir a que  mi organismo tenga una buena nutrición celular?

Lo hacemos proporcionando a nuestro cuerpo todos los nutrientes que las células necesitan para desempeñar de la mejor manera su trabajo.

Nutrición Celular: La Nutrición del Futuro

Es decir, que puedan producir toda la energía que nuestro organismo requiere  para funcionar correctamente. Algunos de estos nutrientes necesarios son los siguientes:

Proteínas

El nombre proteína proviene de la griega “prota” que significa “lo primero”. Nombre que le va muy bien, debido al papel tan importante que desempeñan en el correcto funcionamiento del organismo.  Una vez consumidas, son transformadas en aminoácidos que contribuyen a reparar las células y generar nuevas.

Las proteínas las encontramos en alimentos como las carnes, leche, pescado, y huevos. También hay proteínas de origen vegetal como la soya, las legumbres y algunos granos.

Carbohidratos

Estos nutrientes también conocidos como Hidratos de Carbono, son esenciales para llevar una vida saludable. Son la principal fuente de glucosa, la cual se convierte en la energía que el cuerpo utiliza para realizar las actividades físicas.

Otra de sus importantes funciones es evitar que las proteínas consumidas se utilicen como fuente de energía, y además propicia el metabolismo de las grasas. Sin embargo, debemos procurar consumir los carbohidratos poco o nada procesados, por ejemplo, los granos, verduras y frutas. Estos dan mejor fuente de energía.

Los carbohidratos procesados como el pan, harina, refrescos  y pasteles no son tan saludables para el organismo. Aunque no es necesario eliminarlos por completo de nuestra dieta, es preferible consumirlos en muy pocas cantidades.

Grasas

Su principal función es ser una reserva de energía en el cuerpo. Ayudan al organismo a  asimilar las vitaminas  que se introducen en el cuerpo y protegen los órganos internos. Podemos hallarlas en los alimentos, en tres tipos: Saturadas o provenientes de animales, Insaturadas o que se derivan de los vegetales y trans o procesadas.

Vitaminas

Son sustancias que el cuerpo necesita para un sano crecimiento. Se encuentran en muy pequeñas cantidades en los alimentos. Pero con una dieta balanceada, que incluya todos los grupos alimenticios se pueden obtener las que el cuerpo requiere.

La Vitamina A, es importante para el crecimiento y desarrollo de los huesos y para tener una vista saludable. Se puede encontrar en alimentos como la leche, el queso, la espinaca, el tomate, la zanahoria, el durazno, el mango y la lechuga.

La Vitamina C, repara los huesos y dientes y disminuye la presión arterial. Puedes encontrarla en las frutas cítricas y vegetales como el coliflor y el pimentón.  La Vitamina B y el ácido fólico podemos hallarlos en las carnes, lácteos, cereales, aguacates y legumbres.

Minerales

Algunos de ellos son calcio, magnesio, fosforo, potasio y azufre. Todos son necesarios para que las funciones del organismo se realicen con total normalidad.  Podemos encontrarlos en las semillas, los cereales, las legumbres y las verduras.

Importancia de una buena Alimentación

Cada vez son más los expertos en salud médica que asocian una buena y saludable alimentación con una excelente nutrición celular. Debemos ser conscientes y no perder de vista que la calidad de nuestro cuerpo la define la  calidad de los alimentos que consumimos.

Si queremos que nuestras células funcionen correctamente y se alimenten de manera adecuada, nosotros debemos hacer lo mismo. Bríndale a tu cuerpo lo que necesita y disfruta de una salud radiante por dentro y por fuera.

Te Puede interesar: Coronavirus COVID-19


Avatar

James

Miembro activo de Jaenense, colaborador en temas relacionados con la salud y el bienestar en general.