Pronóstico del Tiempo en Jaén

Pronóstico de Tutiempo.net

Tupay Tupana

   Cuentan los mayores que cansados por los abusos de los encomenderos españoles, los pobladores de la Gobernación de Jaén de los Bracamoros, decidieron sublevarse contra los señores chapetones dueños de la horca y cuchillo.

   Dicen que mediante sus mensajeros secretos empezaron a preparar la gran rebelión para acabar con los abusivos que vivían en la antigua ciudad de Jaén de Bracamoros, prepararon sus ejércitos con los hombres más bravos y temibles de cada comunidad, que hoy los conocen como “Sinchi Kakajam”, se preparaban en noches de luna llena en medio de danzas, el sonido de grandes tuntui en anuncios de guerra, se pintaban la cara con achiote, aguzaban sus temibles lanzas de pona, cerbatanas, boleadoras, afiladísimas hachas de la más dura piedra de los ríos y otras temibles armas de la bravía e inescrutable Amazonía y bebían ritualmente el Ayahuasca.

   Preparados para el ataque sorpresivo, los insurrectos que eran millares, se reunieron cerca de Puyaya, entre los actuales pueblos de Pomará y La Primavera, la consigna era encontrarse todos armados; en la retaguardia se hallaban los guerreros con las armas menos ofensivas y en la vanguardia las más filudas y temibles lanzas de pona, junto a la piedra “Tupay Tupana”, enorme roca arenisca afiladora, lugar donde siempre afilaban sus cuchillos, hachas y machetes los transeúntes. En este lugar empezaron a reunirse los ejércitos rebeldes; a una sola orden los fieros guerreros afilaron las sanguinarias lanzas de pona hasta dejarlas como filudos cuchillos de tres puntas, luego se distribuyeron en son de ataque al antiguo Jaén por disposición de sus armas; serían las dos de la madrugada cuando realizaron el sangriento y sorpresivo asalto, fue tan veloz el operativo que hubo poca resistencia de los gendarmes coloniales, la matanza fue terrible, corrió tanta sangre que se filtró por las grietas de la tierra hasta la quebrada de Pacu Yacu, cuyas aguas como testimonio de la rebelión siguen siendo rojas y la gran piedra Tupay Tupana sigue en este lugar como silencioso testigo.

(Distrito Santa Rosa de la Yunga-Jaén)
Recopilación: Ulises Gamonal Guevara.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: